jueves, 28 de septiembre de 2017

El bisabuelo




Que te pasa churumbel
que me ha dicho a mí un pajarino,
que estás desganaíno
y un poco compugio.

Ay!!! mi niñu chico, no te pongas malino,
que a mí me entra un no se que, parecio
a un vahído.

Y si, es verdad que te veo yo un poquino
chuchurrio, cuéntame lo que te pasa,
anda, no seas saborío.

Ah, que tienes calentura y estás arrecio,
vaya, pues voy a buscar un unguento que
es mano de santo y verás, como
te pones bueno.

Me dices que no tienes ganinas de na,
solo de estar acostaino, ayyy mi chiquinino!
si es que te quiero ver riendo y
echo siempre un cabrito y preguntando
cosinas, de esas que  siempre te digo.

Pero mejor duermete,ratoncino, ahí
bien calentito
que sudes la calentura, así como un pollino,
ya verás como mañana, estás como un torito.

Descansa tú, rey mío
que yo me quedo  vigilando tus sueños
aquí, sentado a tu ladino.Maricarmen.

4 comentarios:

mjesus dijo...

Es castuo?
un abrazo

Abuela Ciber dijo...

Cuanto amor necesitan los seres con muchos años vividos, ojala entendieran lo apreciado que es sentirse querido
Precioso Ma.Carmen, precioso
Cariños

Jose dijo...

Es verdad cuando se llega a una esa se necesita más cariño y atención.

Muy bonito este poema al abuelito.

Navegando con gran placer te he visto y me pasado a leer y disfrutar.Mi avería del ordenata se ha hecho crónica.

Saludos

Poetiza dijo...

Tierno y hermoso poema. Un gusto leerte. Saludos