miércoles, 12 de septiembre de 2012

ANA



La chica salió de la consulta ginecológica, tan angustiada que corrió por los pasillos como loca. Tropezaba con la gente, parecía que el ascensor, le habían trasladado dos kms más allá.
Por fin  vio la puerta de salida. Salió, tomó aire y respiró profundamente varias veces.Comenzó a andar desesperada. Al llegar a un parquecito, se sentó en el banco. Las lagrimas que habían aflorado como un manantial, no la dejaban ver los números del móvil.
Se oyó la voz de Mario preguntando nervioso: Que tal cariño, no es nada verdad. Ana gritó: Me voy a morir!, me voy a morir! .Mario desesperado intentó que le explicara y calmarla, más no hubo medio. Ana cortó la conversación y comenzó a caminar sin rumbo. Por su cabeza comenzaron a pasar imágenes de
 su joven vida. Se había detectado un bultito en el pecho, varios días atrás..No había consuelo para ella.
Ella no le había dado demasiada importancia, nunca pensó que le pudiera ocurrir algo así.
Era modelo de fotografía. Tenía un cuerpo expectacular y una carita realmente linda. Su vida era plena, disfrutaba con su trabajo, su statu social era estupendo y sobretodo estaba muy enamorada de Mario. Se bebia la vida a segundos y ahora todo su mundo se venía abajo.
Caminaba como sonámbula. Era Otoño, el día estaba lluvioso y frío, parecía que se había confabulado para acompañarla en su desgracia.
Empapada hasta los huesos. como pudo, casi sin ver, consiguió llegar a casa.
Mario la abrazó y besó como loco. Así permanecieron largo rato.Pasado los momentos más emotivos, el chico le preparó un baño caliente.Después se metió en la cama y se quedó dormida.
A la mañana siguiente salió con fiebre alta. El remojón  pasado había hecho mella en su cuerpo. Mario se pidió varios días de asuntos propios para cuidarla.
Lo días siguientes lloraron a mares, se amaron y dieron cariños a sacos llenos. Así dándose fuerzas el uno al otro decidieron que iban a luchar como pudieran ante la maldita enfermedad y que no podría con ellos.
Así en la lucha pasaron meses, vino la quimio, la radioterapia, los vomitos, caída del pelo. Hubo momentos angustiosos, casi de tirar la toalla, más su amor les  fortalecía día a día.
Mario perdió su trabajo pero no le importó, en su mente solo estaba Ana y sin ella no habría futuro.
Ana volvió al hospital, era el momento crucial, había que extirparle el pecho y volver a reconstruirlo, Cuando despertó lo primero que vió un gran ramo de rosas rojas y la cara de Mario iluminada por una gran sonrisa.
Antes que pronunciara palabra, Mario la besó tan fuete en los labios que casi la ahoga.
Entre las rosas había una hoja, cuando la cogió, vió que era la última analítica. Estaba curada.
Habían pasado varios meses, Ana volvió a su trabajo,pero  su vida había cambiado muchisimo, ahora en su mente solo había una prioridad y era Mario él era lo único que le importaba de verdad.
La enfermedad le había hecho comprender que aquel amor jamás lo querría perder.




No dejaré que me envuelvas
en tu negro manto
ni que me acojas en tus
fríos brazos.
Voy a seguir mi camino
hacia la esperanza,
me alejaré, de tu fea cara.
Hoy no me toca, hoy
sonrio a la vida, luché
con todas mis armas,
hoy no me llevarás, maldita,
hoy te gané la batalla.


23 comentarios:

Luna dijo...

Esta historia me emociona. Tengo una joven amiga que pasó por lo mismo, y con su amor de siempre lograron el mismo final maravilloso.

Saludo enorme, Mª Carmen. Buenas tardes.

Magda dijo...

Un relato estremecedor, y a la vez con un final feliz afortunadamente amiga.
Se me pone la piel de gallina, cada vez que leo algo relacionado con esta maldita enfermedad.
Perdimos a mi consuegro de esta plaga maldita, fue terrible, el lo tenía en el pulmón.
Espero que todo le vaya bien a esta chica.
Un abrazo.

Lola dijo...

Vaya amiga, este relato te llega al alma...
quien no ha visto de cerca esta enfermedad, en propias carnes o en personas queridas y cercanas.
Y si, la verdad que el amor sincero todo lo puede.

Precioso amiga. Gracias.
Un besito

Pedro Luis López Pérez dijo...

Impactante Historia de lo que, desgraciadamente, es una Realidad.
Un abrazo.

Sony dijo...

una hitoria fuerte mari carmen,para que todas tomemos consiencia sobre los controles que hay que hacerlos perdiodicamente y sobre todo hacia la vida,una vida que hay que darle batalla cuando se encapricha con estas cosas y mostrale el lado mas gerrero que solemos tener las mujeres para ganar estas batallas.

el poema precioso,asi se le planta cara a la parca cuando nos ronda.

besotes y abrazos desde el corazon amiga!!!!!

Gladys dijo...

Un relato extremadamente dramático pero que por suerte para Ana y Mario termino bien, la verdad que la mayoría de los canceres son curados cuando se tratan en su primera etapa, si muy bien lo que se siente querida amiga, me toco muy de cerca y aquí estoy, un muy buena entrada, ayuda a reflexionar.

Besitos de luz querida amiga que estés muy bien.

El Gaucho Santillán dijo...

A veces, algunas pruebas de la vida, nos aclaran las prioridades.

Me encantan los finales felices.

Un abrazo.

Isabel Alvarez dijo...

Una historia tan real que me estremece....
Menos mal que esta tuvo un final feliz y lleno
de esperanzas.

Un besazo.

AguaClara dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
AguaClara dijo...

Hola amiga MªCarmen me alegro q te gustará la canción. Te explico, he abierto un blog d música y lo q he pedido es la colaboración d mis amig@s blogger@s dejando una canción puede estar relacionada con el amor, la amistad u otro tipo d sentimiento pero q d esperanza a quien entre en el blog cuando escuxe esas canciónes, me dicen el titulo y la subo. Gracias d antemano. Besitos

AguaClara dijo...

Es conmovedora y me alegro que la historia terminara asi, si que es una mala enfermedad y se ha llevado a tantisimas personas quien no ha perdido un familiar, un amig@, ojala todas las historias terminaran como la de Ana. Muchos Besitos

La Abuela dijo...

ojala todas las personas que estamos tocadas por este BICHO (CÁNCER ) Pudiéramos tener ese final feliz ..mas algunas sabemos que tenemos fecha de caducidad .
UN ABRAZO



El relato precioso

Anónimo dijo...

Hola amiga M!Carmen soy AguaClara no te puedo escribir solo en forma d anónimo no se cual es el motivo ahora, pasan tantas cosas en blogger y no las entiendo, nada era x si no entendias q es lo q sugeria y la colaboración d tod@s. El comentario q te he borrado es pq a veces se me trava y le doy dos veces y sale repitido puedes preguntar a mi amigo Bego me ha pasado muxas veces con ella. Q tengas un buen fin d semana y gracias x todo. Besitos.

ALBORADA dijo...

Nada más poderoso que el amor.

Un relato triste pero muy hermoso como enseñanza de vida.

Abrazos de siempre amiga y a todos por tu casita.

ReltiH dijo...

TODAS LAS HISTORIAS DEBERÍAN TENER UN FINAL ASÍ.
UN ABRAZO

Maribel Cano dijo...

Bonita historia Mari Carmen...
Me encantan los finales felices como éste.
Gracias al amor de Mario, Ana logró sacar fuerzas para vencer la enfermedad.....
Ojalá todas las historias terminaran así.
Un besito primiiiii....!

Ángeles dijo...

Una emotiva historia que pasan muchas mujeres y que llaga el alma y la vida. Todas deberían tener ese feliz final de esperanza y triunfo que tiene el relato que tú has escrito... y la importancia de tener a alguien que con su caudal de amor, te coge de la mano y está a tu lado.

Mi cariño, con un abrazo.

Loli Salvador dijo...

Una historia cotidiana, por desgracia cada vez más
habitual en las consultas.
En medio de este trance tan oscuro hay un texto
tuyo muy positivo de amor y de esperanza.
Un abrazo Mari Carmen y feliz domingo

Poetiza dijo...

Hola amiga, triste y bella historia la que compartes. Un placer leerte. Cuidate.

INTENTOS DE ESCRITORA dijo...

Hacia algún tiempo que no pasaba por tu blog- el verano nos hace cambiar hábitos. Y me has dejado impactada con tu historia. Es una enfermedad traidora pero cada vez hay más casos de curación.
Un abrazo fuerte

OZNA-OZNA dijo...

dramática y emotiva historia compartes querida y admirada poetisa. Ojalá tod@s los que padecen esta enfermedad tengan un final tan feliz en sus vidas. Muchos besinos de esta amiga admiradora que te desea con inmenso cariño feliz semana dulce poetisa.

Cinarizina dijo...

Hola M! Carmen...una historia emotiva y muy bien contada, sin duda la fuerza del amor es capaz de ganarle la batalla a la muerte. Te felicito por esta excelente historia, recibe un fuerte abrazo.

MAJECARMU dijo...

M.Carmen,gracias por tu cercanía y tus comentarios,amiga.
Me ha encantado tu relato,claro,directo y muy emotivo...Realmente el amor es la fuerza,que nos impulsa a superarlo todo,ese es el mensaje de tu escrito.
Te felicito por tu inmensidad y profundidad,que te permite expresar el sentimiento por fuera y por dentro con plena belleza.
Mi abrazo inmenso y mi ánimo siempre,compañera de letras.
M.Jesús