miércoles, 26 de octubre de 2016

Sonidos



Hay muchos sonidos que a lo largo de una vida como la mía que han ido dejando recuerdos entesorado en el corazón. De mi infancia por ejemplo el clac, clac de las cigúeñas, allí en el nido en lo alto de la torre de la iglesia, tan atareadas con la musiquita que resonaba en todas las casa, aunque no es un recuerdo en si porque siguen estando, esa maravilla no la hemos perdido en nuestro pequeño pueblo pero si es cierto que para mí ahora pasan más desapercibido el sonido de sus picos. El hecho es que verlas planear por el tejado de la torre avivan los recuerdos de mi más tierna infancia y aquellas vivencias que siguen en mis pupilas y en mi corazón. Siempre que las escuchábamos solíamos decir: Ya están las cigúeñas haciendo el gazpacho.
Recuerdos,  como ver el pueblecito todo blanquito , impecable, sus sencillas casas y el olor que desprendían a guisos, a cocidos de garbanzos . Me encantaba al salir de la escuela porque a medida que avanzaba por las calles la mezcla de olores a comida removía el estómago vacío jeje,
pero no quiero desviarme del titulo del relato, los sonidos.
Por eso aquel sonido de las cigúeñas entonces me resultaba desagradable sin embargo hoy es nostalgia cuando la escucho. quizás sea por otros sonidos como el del tráfico, hoy no se escucha en las casas como antes que todo era más calmado, menos ruidoso y los sonidos de la naturaleza eran mucho más perceptible.
Otro sonido que también me trae innumerables momentos de infancia es el repiqueteo de las campanas de la iglesia, sobretodo la misa de los domingo. Mi madre nos gritaba: Venga niñas, eso sí, solo a las niñas, era la época, que hay que ir a misa. Allá íbamos con nuestros vestiditos nuevos,y calcetines y zapatos de los domingo.
Para mi lo peor era el dichoso velo en la cabeza, no iba con mi personalidad que le vamos a hacer, yo era muy rebelde y lo peor de todo era ir a misa en ayunas, eso era lo más insufrible.
Recuerdo ir con las amigas y nos reíamos mucho porque las tripas sonaban con toda energía protestando porque estaban vacías.
Siempre recuerdo a una gran amiga de la infancia que hoy por desgracia ya no está entre nosotros, cuando el cura estaba tomando el cuerpo de cristo, siempre decia: Claro como él se está comiendo la hostia consagrada y nosotras aquí desmayadas, nos daba la risa tonta, luego enseguida siempre había alguien diciendo: shusss, qué querían, éramos unas niñas.
.Otro sonido que me pone muy triste recordando la infancia, las campanas doblando y el típico;Quién se habrá muerto? , sobretodo en esos años de niñez que murieron algunas niñas, algo que te costaba entender y sufría por ellas y su familia.
También recuerdo aquellos años cuando eran las fiestas del pueblo y colocaban la típica caseta de baile de tablas, me quedaba embobada mirando entre las tablas a las parejas que bailaban tan pegaditas, algo imposible ver en estos tiempos pero entonces así era. Nos colábamos el grupo de amigas por entre las tablas y nos poníamos en parejitas a bailar entre todos los mayores y lo pasábamos genial.
Otro sonido que tengo en el recuerdo y me trae imágenes bonitas y entrañables la musiquita del telediario que en mi casa y creo que en la mayoría era "el parte", ese momento era sagrado para mi padre, no se podía oír una mosca. Imaginad en una casa con once hijos y los agregados, a veces nos daba la risa cuando estábamos todos juntos y mi padre nos decía; jum, jummm, como no os calléis, vais a llevar pa el pelo, jaja, lógico.
Mi padre para eso era muy recto como se decía ante, en las comida no se hablaba, pero cualquiera nos callaba. Ahora lo entiendo que hubiera disciplina porque a ver como barajaba la situación, muy complicado.
Y la música en la radio, que recuerdos!!! La canción española, madre mía :Rafael  Farina, Marifé de Triana, A, Molina y una que a mi madre le encantaba y que si la escucho hoy todavía lloro. Gracia Montes .Uff, ahora mismo rellenaría páginas y páginas con sonido que me traen tantos recuerdos. Igual escribo un segundo capítulo. Maricarmen.

6 comentarios:

Barbara Himmel dijo...

Maricarmen, pues hola amiga, recién me entero de que eran tantos hermanos!!, como para que tu padre no fuera severo, era necesaria la disciplina. Pues a los sonidos les encanta que los escuchemos, suelo quedarme en el mismísimo silencio para captar los ma´s posibles!!
lindo leerte!!
besos

Ilesin dijo...

Cada sonido nos trae miles de recuerdos y nos trasladan a esos instantes de nuevo .
besos

Sony dijo...

entrañable entrada mari carmen,con esos sonidos que han quedado gusrdados en tu corazon a lo largo de tu vida y que hoy los plasmas en este pots maravilloso.
cuantos sonidos nos llegan desde lejos y es como si volvieramos a vivirlos,la mente se llena de recuerdos y hasta de nostalgia en corazon.

un fuerte abrazo amiga!!!!!!!

Marina-Emer dijo...

nunca SE ILVIDA EL PASADO...GRACIAS POR TU CARIÑO ...TE QUEREMOS ,ABRAZOS Y BESOS

Jose dijo...

Son unos recuerdos tan gratos donde la vida en esos tiempos era mucho más sana que en esta época en que vivimos. siempre es bonito no olvidarnos y disfrutar con el recuerdo.

Tengo una avería y solo me entero cuando me visitan.

Saludos

Cecy dijo...

me viene el canto de los grillos, cuando íbamos todos los familiares para las fiestas al campo :)

Un abrazo