domingo, 20 de marzo de 2016

Mi amigo.



Me decía mi amigo que era feliz
siendo vagabundo,
 aunque le llamaran loco,
a el le gustaba dormir bajo las estrellas
bañarse en el mar a solas con las olas.

Le gustaba que las palomas
 comieran de su mano, aquella misma
que el alargaba cuando
 cantaba en medio de una plaza.

Le gustaba ser vagabundo
 porque era tan libre como la brisa que
acaricia la cara de un niño
cuando jugaba.

Sí, el era feliz de vagabundo
 y se le notaba porque el vivió
mil historias para contar
 y le gustaba su soledad
 que compartía  con su amigo fiel
aquel que nunca le fallaba,
aquel que se apretaba a su
cuerpo en las noches heladas
y daba mil volteretas a su alrededor
cuando triste lo encontraba.

Mi amigo siempre me lo dijo
que él era naturaleza que
que era aprendiz de la vida
y maestro de la experiencia.Maricarmen

12 comentarios:

EL AVE PEREGRINA dijo...

Mª del Carmen, hermoso homenaje a tu amigo y a todos los que por circunstancias de la vida se encuentran en esa situación.Y es verdad que casi siempre su compañía es su perro, su amigo fiel.( E.P.D.)
Gracias por compartir.

Feliz Semana Santa.
Un abrazo.

Ilesin dijo...

A veces el que menos tienen es el más feliz, por que sabe apreciar todo lo bello de la vida y el sacrificio que cuesta tenerlo y saborearlo.
Besos

AMBAR dijo...

Maravilloso el sentimiento y enseñanza de este poema que nos dejas aquí.
No es más feliz quien más tiene, sino quien menos necesita.
A veces el tener más de lo necesario, es una carga y un mantenerse atado, para guardarlo y controlarlo.
La libertad sólo la disfruta aquel que sabe conservarla.
Una buena semana y un abrazo.
Ambar

ReltiH dijo...

UN POEMA MUY REFLEXIVO Y BOHEMIO.
ABRAZOS

Maruja dijo...

Un poema cargado de ternura M.Carmen.

Mª Jesús Muñoz dijo...

M.Carmen, nos dejas un poema que es pura reflexión...El hombre que camina libre y sin ataduras materiales es más feliz que el que posee riquezas...Ese amigo es un tesoro,porque tiene los valores del espíritu y habita la esencia de la naturaleza en la piel y en el alma.
Mi felicitación y mi abrazo grande, amiga.
M.Jesús

Guaraciaba Perides dijo...

Oi, Maria Carmen, o andarilho quis viver nesta vida a experiência da liberdade plena. Se é ou foi feliz assim, Deus lhe garante essa liberdade.
um abraço

Entre palmeras... dijo...

Que felíz, amante de la verdadera felicidad.

Precioso, MariCarmen

Besitos a ti y a los peques

Josefa dijo...

Un gran amigo. Que vive libre y tiene tiempo de sobra para reflexionar sobre la vida. Un ser lleno de sabiduria, que adqwuiere al desprenderse de todo lo material. Un poema lleno de sentimiento y ternura.
Un abrazo.
Feliz Semana Santa.

Jose dijo...

Como tú amigo al cual haces un bonito y merecido homenaje, tengo a varios en el paseo donde vivo ,alguna veces charlo con ellos y le digo como no se van a los albergues y no quiere no les gusta.

Saludos

Gladys dijo...

Un hermoso poema para el vagabundo,yo tambien eh conocidos personas las que una cree que sufren que por algo andan solos, pero la mayoría lo hacen por voluntad propia porque no les gusta ser mandados ni atenerse a ninguna regla y a eso ellos le llaman libertad, bien por ellos.

Besitos amiga que tengas una linda semana.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Encontró la libertad para ser feliz. Porque supo disfrutar de las cosas sencillas.
¡Cuánto nos queda por aprender!
Un gran abrazo MariCarmen