lunes, 24 de noviembre de 2014




Ves





Ves como no siempre tenías razón
que son tus celos los que atenazaban tus sentidos.
Nada es como tu atormentada alma presentía
 que nublaba tus ojos,hasta ennegrecer tu corazón.
Sin embargo, mis heridas aún sangran.
Mis mariposas se convirtieron
en orugas
mi mente, aún retiene en


mis retinas

tu dura e implacable mirada
sin un atisbo de dulzura.

 Mis rosas perdieron
su perfume
mis sueños donde siempre te
encontraba, irremediablemente
se perdieron en el olvido. Maricarmen.

13 comentarios:

Armando dijo...

Triste y conmovedoras palabras las que sufren muchas personas por la falta de no sentir en sus almas los sufrimientos del otro.
Un abrazo.

Pluma Roja dijo...

¡¡Celos!! Un mal antiguo que ensombrece el amor.

¡¡Precioso!!

Un gran abrazo.

ROOS DISEÑOS dijo...

Una triste realidad amiga, muy bien plasmada en tus palabras! He vuelto a blogger, soy Roos y con nuevo blog!!! http://roosdisenios.blogspot.com.ar/

Cantares dijo...

Un cálido abrazo a toda victima de violencia
Y mi repudio y pedido de castigo para los victimarios
Besos

Ilesin dijo...

Por desgracia son el principal motivo que desencadena la violencia de genero. Y es que son malos consejeros y tal vez la falta de confianza y comprensión es la genera que se crea que cualquier cosa que llega a los oídos.
Besos

Jose dijo...

Si muchas personas sufren en la clandestinidad, por no tener la suficiente fuerza de querer luchar. Las noticas de hoy del asesino de esa mujer ¿cómo pudo aguantar 11 años con un monstruo como ese?

Hoy la mujer tiene muchos sitios para que la ayuden ,que no soporte más violencia.

Saludos

Fibo Fibo dijo...

Los celos traen malas consecuencias. Cuando nadie es dueño de nadie.

Me ha gustado.

Un besote

Guaraciaba Perides dijo...

Uma realidade dolorosa, a violência física e também a psicológica...que não deixa marcas no corpo, mas na alma e que também são difíceis de curar.
Um abraço

maduixeta dijo...

Bello y triste poema que no muestra una realidad demasiado habitual.
un beso

Verónica Calvo dijo...

Esta violencia deja huellas de por vida.

Buen poema, amiga, lleno de reflexión y sentimiento.

Besos, guapa

ReltiH dijo...

UNO DE LOS TANTOS TEMAS QUE NOS LLEVAN A SER INTOLERANTES.
ABRAZOS

Maribel RDLSF dijo...

Que tristeza es despertar de un sueño de príncipes azules que se convierten en negros como el carbón. Y que duro es sentir que el hombre que amas te desprecia hasta el punto de humillante y herirte física y psicológicamente.. Debe sentirse una tan malherida para no saber reaccionar a tiempo! ..
Un beso primi

Francisca Quintana Vega dijo...

Hola, Mari Carmen. Hacía tiempo que no pasaba por los blog amigos...entre el escaso tiempo libre y que facebook me ocupa parte del poco libre que tengo..jaja...en fin...pero siempre vuelvo. Tus nietos me han dado la noción real del tiempo que ha pasado desde que viene la última vez...¡están mucho más grandes!. Tu poema me ha gustado, y más porque el tema es muy loable. Hay que luchar contra la violencia de género. Hay que ver..¡estamos tan cerca y nunca nos hemos visto!...a ver si un día vienes por Montijo y me avisas.Mi correo es francisquintana@hotmail.com. Un abrazo