En este blog dejaré en palabras lo que mi corazón siente.

jueves, 17 de octubre de 2019

 Que ganas tengo:



Que ganas tengo de ser grande
de volar libre
que no me riña nadie.
Que ganas tengo de soñar
bajo la luna y bailar hasta
que me canse, qué ganas tengo!
 Que ganas tengo que
llegue mi  boda y una noche
de ensueño.
Que ganas tengo que mi niño
 crezca que me roba el sueño
que ande solito
 para tener más tiempo.
Que ganas tengo que el mar me bañe
que el sol  en la arena
dore mi cuerpo
y la lluvia me moje, y el frío me hiele
qué ganas tengo!.
Que ganas tengo que el tiempo pase
y terminar la hipoteca, que me
angustio por dentro,
qué ganas tengo!
 Que ganas tengo que
 se independicen mis hijos
 y distribuir mis momentos.

Que ganas tengo que
 se pare el tiempo
que me sobran horas
 y solo quedan recuerdos.
Dónde quedaron los gritos?,
solo siento el silencio.
Dónde las risas, dónde los cuentos,
ya no hay niños que interrumpan
mi sueño.
ya no les canto las nanas,
ni les cubro con la manta sus cuerpos.
Qué ganas, que se detenga el tiempo!
No me moja la lluvia y al sol ni lo siento,
 la mantita la uso para cubrir mis huesos,
y quisiera volver a a ser niña
 aunque me
riñan, todo el tiempo. Maricarmen.




7 comentarios:

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Es un sentimiento hecho anáforas y paradojas del deseo de niño de ser grande, y de grande de volver a ser niño. Hermoso. Un abrazo. Carlos





Sandra Figueroa dijo...

Que hermoso poema. Una canción preciosa añorando volver a ser niña...... Saludos amiga. Que belleza tu sentir.

Carmen Silza dijo...

Gracias Conchita por tu visita,me has alegrado la tarde. Y qué decir de este tierno poema, lo que ha comentado Carlos, cuando somos niños queremos ser mayores, y cuando llegamos a serlo, viene nostalgia y queremos ser de nuevo el niño o la niña que fuimos, aunque nos castiguen y riñan.
A mi no me importaría volver a los veinte sabiendo lo que sé, pero eso es pedir imposibles, que le vamos hacer.
Te mando un gran abrazo.

Mª Jesús Muñoz dijo...

M.Carmen, este poema es un bello resumen de la vida...Nos pasamos el tiempo esperando que llegue nuevos días, nuevos acontecimientos, sin vivir el momento presente...Y es que la esperanza va delante de nosotros mismos. Bello e inspirador poema, amiga...Paremos el tiempo y sintámonos vivos y felices.
Mi abrazo y mi cariño, M.Carmen.

Kasioles dijo...

Siempre vamos corriendo, corremos no sólo para tener las cosas a punto, lo hacemos también para desear nuevos acontecimientos, pensamos en un futuro, y más tarde, cuando por ley de vida a todo le llega su momento, quisiéramos dar marcha atrás, pues sentimos nostalgia de todo aquello que se quedó en un recuerdo.
Desconocía tu faceta de poeta, y lo cierto es que me han encantado tus versos.
Cariños.
kasioles

Verónica Calvo dijo...

Mari Carmen, la vida misma,versada y sentida, desde tu pluma.
Me has sacado una sonrisa y un suspiro :)

Besos, buen finde.

Más dijo...

Lo mejor de todo, es saber encontrar cercana a la niña que fuimos y que siempre llevaremos dentro y sacarla para que le de el aire y se muestre en plenitud.
Saludos