lunes, 4 de noviembre de 2013

Angustia.



Yo me fuí desconsolada, no podía comprender que  me estuviera pasando tal cosa;  las lágrimas nublaron mis ojos, el corazón golpeaba mi pecho.  Me asusté de que sus latidos fueran tan rápidos, nunca le había sentido tan acelerado. Me detuve un momento, necesitaba respirar, me ahogaba por momentos.
Me sentía tan dolida, tan humillada  que no podía aclarar mi mente, las ideas se me cruzaban, era un torbellino de sentimientos. Me dolía mucho la cabeza, me golpeaba el dolor en las sienes como un martillo y solo quería llorar.
  Me senté en un banco de una plaza cualquiera, era de noche, quizás madrugada.  Mi cuerpo sentía el frío intenso, no sabía donde estaba, necesitaba descansar, relajarme, mis manos temblaban; tenía que pensar pero las ideas descontroladas no  dejaban que las organizase.

Me encogí allí en el banco, hice un cuatro con mi cuerpo, juntando mis rodillas con la barbilla  y así hecha un valle de lágrimas intenté que la mente descansara para poder aclarar este drama  que se me había presentado y que no podía entender.
 Así me quedé dormida, no se cuanto tiempo, no se cuántas horas pero cuando desperté estaba tan cómoda en mi cama; todo había sido un sueño y ví feliz que  no había ocurrido nada.Maricarmen.

22 comentarios:

Tramos Romero dijo...

Lo describes casi casi como me sucedió y voy en serio, en vez de terminar en un banco fue en el suelo con la espalda apoyada en la pared.
Leerte y revivir cada instante, felicitarte se queda pequeño, mejor honro tu sensibilidad y pluma.
Mi admiración,

Besos cálidos ♥♥♥

Gladys dijo...

Muy bueno amiga este relato de un sueño que bueno es cuando sueñas tan afligidas y de pronto despiertas y que alivio saber que fue solo un sueño.


Besitos querida amiga que tengas una linda semana.

Sneyder C. dijo...

Los sueños a veces se viven como una dura realidad que nos atormenta.

Un cálido abrazo MªCarmen

Jose dijo...

Los sueños son así unas veces te dejan ver a tú príncipe, y otras es tan grande la pesadilla que despiertas con enormes sudores.

Saludos estimada extremeñita

Lola dijo...

Menos mal que solo fue un sueño, pero a veces son tan nítidos que la angustia se apodera de nosotras, y nos dejan siempre llenas de angustia. Un post lleno de sentimiento. Un beso.

Magda Contreras dijo...

Los sueños sueños son amiga, no podemos vivir pensando en ellos.
Un abrazo.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Todos los sueños tienen un sentido, no son por que sí. Dentro de nuestro subconsciente está el temor y suelen aflorar sin que nos demos cuenta y cuando despertamos comprobamos que no ha pasado nada, pero está tan escondido que no nos damos cuenta.
Y menos mal que la realidad tangible no les dan manera de que sean realidad.
un abrazo
Sor.Cecilia

roberto dijo...

MªCarmen. Casi verdadero como lo relatas, suerte fue un sueño.
Un cálido abrazo.

Artes e escritas dijo...

Dizem que os sonhos maus, quando vêm à consciência, trazem soluções aos problemas reais. Um abraço, Yayá.

teresa dijo...

Cuando lo estaba leyendo pensé que te habia ocurrido de verdad, me alegre cuando al final vi que era solo un sueño, lo has escrito con mucha emoción, estupendo.
Un abrazo.

PD. Que todo lo desagradable que te ocurra sea solo en sueños y al despertar te sientas muy feliz.

Maribel RDLSF dijo...

Primii
Un micro relato estupendo! Me ha encantado leerlo...
Jolín que angustia, menos mal que fué solo un mal sueño...
Que alegría da el despertar y comprobar que estamos a salvo!
Besos linda

AguaClara dijo...

Hola amiga MªCarmen, cómo estas?hacia tiempo q no entraba x aqui. Me alegro muxo q sólo fuera un sueño pq según iba leyendo pensaba q te había sucedido algo al final me quede más tranquila. Muchos Besitos.

ReltiH dijo...

UFFFFFF QUÉ SUEÑO TAN AGÓNICO...!
UN ABRAZO

Ángeles dijo...

Mª Carmen, lo describes con tanta realidad, que sólo al final, comprendes que es un sueño, pero es cierto que mucha veces en la vida nos sentimos así, y ojalá despertásemos siempre como tu la has escrito.

Un abrazo con cariño.

Luján Fraix dijo...

Suele suceder que nos despertamos atormentados y luego nos sentimos mejor al comprobar la realidad.
Bello texto María del Carmen.
Besos

Sony dijo...

hola mari carmen,me dejas mas tranquila amiga,menos mal que fue un sueño porque la que ya estaba angustiada era yo jajajajja.


muy bueno el relato amiga,una manera muy real de describir la angustia.

te dejo besitos y feliz fin de semana!!!

MAJECARMU dijo...

M.Carmen,consiguiste meternos en tu angustia, vivir contigo esos duros momentos..Ovillarnos contigo y aclarar la mente...Y al final hemos despertado contigo del sueño...La luz del día nos saluda con alegría, todo pasó...¡¡¡Qué bien,amiga!!!
Mi felicitación y mi abrazo inmenso.
M.Jesús

Camelia dijo...

Que bien lo has narrado MªCarmen.....me tenias en suspenso....gracias a Dios que fue un sueño!!
Un besito...

Neuriwoman. dijo...

Los sueños a veces resultan tan reales que la realidad se queda corta. Lo cuentas de maravilla, se me estaba acelerando el corazón mientras te leia y sentia que ibas derrumbandote. Me alegro que no haya sido ningún disgusto.
Un abrazo.

Entre palmeras... dijo...

He sentido ese sentimiento y es uno de los más desgarradores, esa angustia inmensa y los latidos del corazón que saltan por la boca y no sabemos controlarlo.
Menos mal que todo fué un sueño, mi querida MariCarmen, un feo sueño que esa sonrisa linda y limpia que tienes, alejará de tu vida.

Perdona mis demoras, ya sabes que llevo mucho tiempo algo alejada, sin tiempo, pero no te olvido.

Un abrazote muy grande y a los peques

Neuriwoman. dijo...

Hoy paso a desearte un feliz domingo y también para a decirte que tienes un Premio para recoger en mi blog. Un abrazo.

Lapislazuli dijo...

Fue una pesadilla, despertar y que nada paso es un respiro
Abrazos